Categories

Identidad Nikkei llega al Museo de Arte de Querétaro

Chokichi Asai nació el 8 de junio de 1883 en Kagoshima, Japón, y llegó en barco a Salina Cruz, Oaxaca, el 30 de junio de 1907. Aquí adoptó el nombre de Francisco y formó una familia, tres generaciones después, Eyko Magaña Asai, su bisnieta, cuenta su historia y la historia de los Nikkei: personas de nacionalidad japonesa que se han establecido en otros países.

“Identidad Nikkei” es el nombre de la exposición fotográfica que Eyko comparte en el Museo de Arte de Querétaro (MAQRO). Son seis piezas las que presenta, muestra del trabajo en el que se enfoca actualmente. Se trata de una producción de fotografía documental en la que invertirá varios años, pero ante la convocatoria del museo, que abre su espacio para Artistas Emergentes, no dudó en dar a conocer un avance.

Nikkei son todas las personas de nacionalidad japonesa y sus descendientes que han emigrado a otros países con el fin de establecerse definitivamente en ese lugar. “En la actualidad hay 3 millones de Nikkei descendientes de japoneses que viven en todo el mundo, la mayoría viven en América, 76 mil vivimos en México, donde hemos establecido familias y comunidades. Een el proceso nos hemos transformado a nosotros mismos y a las sociedades donde nos establecimos”, explica Eyko.

En japonés, “Eyko” significa prosperidad. En su historia, apellido y nombre está presente su origen. A través de este proyecto está investigando sus raíces, honrando a sus ancestros y visibilizando la identidad Nikkei.

“Por medio de la documentación fotográfica quiero visibilizar la identidad Nikkei, siendo un ejercicio personal e íntimo para recuperar, preservar y reinterpretar las memorias de Chokichi Asai y de sus descendientes, que hemos construido una comunidad que se ha ido transformando al paso de los años”, detalla.
Entre reliquias, fotografías y cartas, Eyko cuenta la historia de su familia.

“Mi bisabuelo Chokichi Asai nació en 1883 en Kagoshima y migró a México en 1907, donde se estableció permanentemente hasta su muerte, el 17 de abril 1967”.

Llegó a México en busca de mejorar su situación económica. “Quería una nueva vida, en esa época ofrecía el gobierno de México, junto con Japón, apoyos para que muchos japoneses llegaran a trabajar aquí”.

Chokichi arribó en barco a Oaxaca, con su hermano, quien después se fue a Estados Unidos, pero Chokichi se fue a Veracruz y trabajó en Minatitlán en El Águila, empresa de petróleo, que después absorbió PEMEX. “Nunca regresó a Japón, aunque mantuvo comunicación con la familia y sus amigos por medio de cartas y fotografías”.

Chokichi Asai y Eva Davey tuvieron tres hijos: Francisco (1920), Rubén (1923) y Miguel (1925). En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, los concentraron en la CDMX.

“La línea de sangre continúa en mí, soy bisnieta de Chokichi Asai, nieta de Francisco Asai e hija de Irma Asai. Soy Nikkei”, dice Eyko con orgullo.
Eyko Magaña Asai es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Medios Masivos, tiene experiencia en guion, dirección de cine, producción audiovisual, dirección de televisión y fotografía.

Ha participado en diversas exposiciones, algunas colectivas, en México y España. Ahora presenta por primera vez su trabajo, “Identidad Nikkei”, en el Museo de Arte de Querétaro.

Forgot Password