Header Ad

Categories

Jorge Drexler llevó a Querétaro por un viaje musical lleno de intimidad

Con la emoción a flor de piel, Jorge Drexler compartió con el público queretano los éxitos de su más de 30 años de trayectoria, en un sutil e íntimo encuentro.

El Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez recibió el talento del uruguayo, en un traje blanco se apoderó del escenario acompañado de sus músicos y un gran entusiasmo.

Entre los primeros temas de la noche se escuchó «Deseo», «Transporte» y «Cinturón blanco». Con una versatilidad, tocó el ukelele y la guitarra mientras bailaba al son de cada tema.

Desde el primer acordé el público recibió de pie el repertorio con aplausos. Continuó el romanticismo de «Corazón impar» mientras compartió lo siguiente: “Es una canción como dejando de lado el mito de la media naranja que nos enseñaron durante tanto tiempo (…) todos venimos al mundo completos”

Con una marcha que sonaba con el zapateo de todos los asistentes, hizo retumbar el recinto, el público también animó la noche con porras y aplausos. Tomó un momento para decir que durante sus tres décadas de historia musicales hay canciones que pueden contradecirse.

Presentó con total energía «Fusión», «Universos paralelos», «Inoportuna», «¡Oh, algoritmo!», canciones que los llevaron a agradecer al público por permanecer de pie tanto tiempo “Para nosotros es un gesto de amor”, dijo.

Por supuesto, no pudo faltar el tema que le dio nombre a su último álbum «Tinta y Tiempo» una letra que fue escrita debido al tiempo de pandemia que encerró al mundo.

Asimismo, orgulloso de su equipo de trabajo, presentó a cada uno de los artistas que lo acompañaron durante esta noche en escenario, así como un cumpleaños se celebró tanto del talento como en el público.

Salieron a relucir temas como «Soledad», «Derrumbe», «Guitarra y Voz», «Tocarte», «Bolivia», «Telefonía», entre otros, que se corearon con fuerza. En el encuentro, Drexler recibió ramos de flores y un muñeco a su imagen.